El ministerio público pidió anoche un año de prisión preventiva contra el imputado Alexis Medina Sánchez, por considerar que es la cabeza principal del entramado de corrupción a través del cual se estafó al Estado con casi 4,800 millones de pesos.

Los fiscales solicitaron, además, que el caso sea declarado complejo.

“Es la cabeza visible, hasta el momento, del entramado de corrupción”, dijo la procuradora Anticorrupción, Yeni Berenice Reynoso, al hacer la solicitud.

Dijo que Alexis Medina antes del 2012 tenía una condición económica muy precaria, según informaciones obtenidas durante la investigación de la operación Anti-Pulpo.