https://www.youtube.com/watch?v=j0y3jX2iRA8

El sábado 15 de agosto de 2009 Rolando Florian Féliz, quien para muchos fue el capo de las drogas más temido en la República Dominicana, murió de siete disparos en la cárcel de Najayo, donde guardaba prisión tras ser detenido en 1994 con 953 kilos de cocaína.

A lo largo de sus 14 años en prisión, el nombre de Florián estuvo vinculado a varios casos de drogas y asesinatos, entre los que se encontraba el secuestro y asesinato de Víctor Augusto Feliz Matos, hijo de un líder reformista de Barahona, por el que fue sentenciado a 20 años de prisión, de los cuales cumplió 14. En varias ocasiones trató de salir en libertad bajo fianza, pero la petición le fue denegada.