Yemen vive horas confusas. El aeropuerto de la ciudad de Adén ha registrado varias explosiones y disparos justo cuando el nuevo gobierno del país desembarcaba de su avión ante la atención de los medios. El ataque ha causado cinco muertos y docenas de heridos.

El nuevo ejecutivo cuenta con el apoyo de Arabia Saudí y, según se ha informado, los ministros presentes en el aeropuerto habrían sido evacuados ante el descontrol causado por las dos explosiones. El gobierno de unidad yemení se formó el pasado 18 de diciembre y juró el cargo hace cuatro días tras meses de enfrentamientos violentos en las provincias del sur con los Hutíes, un grupo insurgente zaidí chiita.