El programa de la OMS destinado a abastecer de vacunas contra el covid-19 a al menos un 20 % de la población de los países pobres el próximo año está a punto de fallar, según un informe interno. El COVAX dispone solo de un tercio de los fondos necesarios para la compra de las dosis.

Moscú subraya que el mecanismo tendría mucho más éxito si dejara atrás la política y optara por la exclusividad, en alusión a la negativa de algunos de sus miembros a incluir la fórmula rusa Sputnik V en el programa.