Transcurridos más de tres años desde que el juez José Alejandro Vargas le advirtiera a Danilo Medina que cuando “bajara del trono” no iba a tener a los cortesanos que en ese entonces le rodeaban, fue a quien le tocó decidir el destino de dos integrantes de la familia Medina.  

Ayer, el juez del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional dictó medidas de coerción contra Juan Alexis Medina y Carmen Magalis Medina, hermanos del expresidente de la República e imputados por el Ministerio Público en casos de corrupción de la pasada gestión de su hermano.

El aviso por parte de Vargas se remonta al 14 de julio del 2017, cuando renunció a su postulación para ser miembro del Tribunal Superior Electoral alegando que miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) “no le tenían confianza”.