Si todavía te estás preguntando por qué nunca alcanzas una PS5 cada vez que hay restock… bueno, aquí está la respuesta. Un reporte de Business Insider encontró cómo los revendedores están usando bots para comprar todas las consolas en existencia y después revenderlas por precios ilógicos y abusivos.

Las consolas y las gráficas de nueva generación pasan por un problema grave de desabasto. Las unidades no son suficientes para la demanda y la producción está siendo insuficiente para mantener la emoción de los videojugadores, que tienen que recurrir a la reventa si es que no se quieren perder de la etapa de lanzamiento.

Sin embargo, aprovechándose de esta situación, hay muchos revendedores que están usando una aplicación que les permite usar bots para comprar una gran cantidad de consola en el momento que haya restock, quitándole espacio y oportunidad a quienes realmente quien comprarla para disfrutar la nueva experiencia que ofrece la nueva consola de Sony (aunque sea para quemarlo).

Tan solo en Reino Unido, según el mismo reporte de Business Insider, los revendedores tienen casi 3,000 consolas de PS5, además de otras 1,000 unidades que consiguieron durante septiembre en preventa. Este es un negocio que se trata de, enteramente, aportar dinero para que la organización compre consolas y las revenda.

Para eso, esta organización que se hace llamar CrepChiefNotify les cobra de entre 29 $ a 399 $ libras esterlinas para ingresar. Obviamente, no se dedican solamente a comprar PS5, también gráficas de nueva generación, productos tecnológicos de nueva generación y las últimas prendas de vestir y calzado con la intención de generar escasez y después revender cuando son los únicos que tiene el producto en existencia.

Mientras Sony y Microsoft se preparaban para el gran lanzamiento de sus consolas PlayStation y Xbox a mediados de noviembre, el grupo de revendedores también se estaba preparando. Con los puntos de venta minoristas del Reino Unido cerrados debido a un nuevo bloqueo por coronavirus, Tom dijo que su grupo estaba “vigilando todos los sitios para ver cuándo caen las existencias” y “ejecutando bots para los miembros para garantizar casi el 100% al menos una PS5”.

Más allá de monitorear los sitios minoristas, el grupo usó el mismo tipo de software diseñado para sortear los tiempos de espera, saltar colas y comprar rápidamente artículos de alta demanda que se usa para atrapar Yeezys y los últimos lanzamientos de Supreme: “bots” que pueden comprar artículos más rápido que cualquier ser humano.

“Los desarrolladores de bots han visto un aumento en la demanda de consolas de próxima generación”, dijo Tom, “y han cambiado su enfoque de ser bots enfocados en zapatillas a bots de usos múltiples para electrónica también”.

Esos bots fueron al menos parcialmente responsables de bloquear repetidamente el sitio web de Walmart cuando se reponían las existencias de PS5, al igual que son al menos parcialmente responsables de por qué es tan difícil encontrar una PlayStation 5 en este momento.

Lograr esto solo es posible a través de un software al que tienen accesos, que está programado para realizar compras de manera automática en los sitios de proveedores, siendo los primeros en tener los productos y estableciendo también los precios de reventa.

Otra de las funciones de sus bots es saturar las páginas de compras para que los verdaderos clientes no puedan realizar compras en línea.

Esta práctica tiene en descontento a la gran comunidad gamer y amantes de la tecnología por acaparar los lanzamientos de las consolas de nueva generación y los últimos modelos de tarjetas gráficas, entre otros componentes de última generación que su demanda ha crecido mucho en la última década.