La especialidad de la casa les jugó en contra. Los Angeles Lakers saltaron a la duela del Staples Center para enfrentar a Portland Trail Blazers con la novedad de tener a una de sus máximas figuras, Anthony Davis, en cancha después de ausentarse un juego.

El duelo entre Lakers y Blazers que cerró la jornada del lunes en la NBA fue todo un espectáculo porque hubo figuras emergentes, grandes ausentes y, por supuesto, LeBron James dio de qué hablar. En este caso, al ‘Rey’ le aplicaron de su propia medicina para humillarlo con dos tapas descomunales.