Un “conductor loco”, ebrio y con problemas psiquiátricos, atropelló este martes a varias personas en una zona peatonal de la ciudad de Tréveris (Trier, en alemán), al suroeste del país, matando a cinco personas, incluido un bebé, antes de ser detenido.

El hombre es un alemán de 51 años, según la policía que descartó por el momento que se trate de un acto político, terrorista o religioso. El responsable del drama, un nativo de la región, padecía problemas psiquiátricos, que podrían haber influido en su acto, indicó el fiscal Peter Fritzen en una rueda de prensa por la tarde.