El Gobierno dominicano, a través del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), instó a los conductores de Uber a detener los servicios en los aeropuertos e informar a sus clientes que no pueden prestar esos servicios.

Intrant hace este pedimento hasta que “la situación regulatoria de toda la empresa no sea aclarada por las autoridades”.

Con esta posición, Intrant retorna exclusivamente a los tradicionales sindicatos, el negocio del transporte turístico.

“Es competencia del Intrant y deber de la plataforma realizar todos los pasos necesarios para regularizar las actividades de sus asociados en el país, con el fin de mantener el orden, la paz y la competencia”, dijo Intrant en un comunicado.

Se recuerda que desde hace varias semanas, videos han documentado las agresiones que los trasportistas de sindicatos turísticos realizan a los choferes de Uber por abordar o desmontar clientes en hoteles y aeropuertos de la zona esta.

Fuente: NDigital