La investigación de los fis­cales que llevó al arresto del exministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo, encontró en el proceso vínculos con otros consor­ciados en actos de corrup­ción que ahora les son im­putados, desvelándose los métodos utilizados para la planificación y ejecución de delitos que las autori­dades afirman les permitió robar miles de millones de pesos del Estado.

Sobresale un triángu­lo de influencia formado por Freddy Hidalgo, Alexis Medina Sánchez y Juan Esteban Suriel Suazo. Es­tos, según la Procuradu­ría, tenían las “llaves” para quedarse con miles de mi­llones de pesos del erario público a través de las ope­raciones ilícitas que mane­jaba un conglomerado en­cabezado por el hermano del expresidente Danilo Medina.