Alexis Medina, principal acusado en el caso de la operación Antipulpo por corrupción y estafa al Estado, se defendió esta noche de los señalamientos que le ha hecho el Ministerio Público.

Medina defendió que es un empresario de mucho tiempo, que innovó en el trabajo de los courriers trayendo carga aérea al país.

Dijo que comenzó en el sector médico en el año 1995 con la reparación de equipos dañados en hospitales del país.

Por igual dijo que las personas que le señalan de ser sus testaferros no son tal cosa y que se trata de empresas y ciudadanos que se acercaron a él para hacer negocios serios, “no para estafa”.