En el programa #LaCosaPública que se transmite por @CachichaTv, los comunicadores cuentan que la oficina metropolitana de autobuses se generaron compras que pudieran ser sospechosas para la procuraduría general de la república.

Explican que se compraron baterías y gomas como si dicha institución tuviera más de 4 mil vehículos, es decir que pasan los cuatro años de esta gestión y no se consumen la cantidad de gomas y baterías que se compraron durante el proceso de transición, siendo un elemento sospechoso para el PEPCA.