En esta época de pandemia, de calamidad y de incertidumbre le hablen a uno de darle dinero es como MÚSICA PARA LOS OÍDOS. Imagino que eso fue lo que escucharon los artistas privilegiados que recibieron su TAJADA de los 100 millones de pesos que les REPARTIÓ el gobierno del presidente Luis Abinader a unos cuantos exponentes de la música dominicana.

Eso está bien, nuestra crítica no es a la ayuda en sí. Nuestra crítica va dirigida a la mala repartición de ese dinero, porque… no somos ciegos, aquí sabemos cuáles son las figuras que de verdad necesitan y cuáles son las que, más que necesitar, tienen dinero para mantener a sus músicos con todo y familia.

Es una burla que se escoja precisamente a quienes reciben el cheque con una mano extendida que lo primero que se le ve es el ROLEX a todo el largo del brazo cuando recoge su cheque de un millón 400 mil pesos.