Tristeza en el mundo del fútbol. Diego Armando Maradona, uno de los mejores jugadores de la historia, falleció este miércoles a raíz de un paro cardiorrespiratorio.

Maradona se encontraba en San Andrés, un barrio exclusivo y en pleno desarrollo, ubicado entre Nordelta y el complejo Villa Nueva, en el límite entre Tigre y Escobar. Allí vivió sus últimos días, luego de ser dado de alta de la clínica en Olivos, en una casa especialmente adaptada para que pudiera continuar con su tratamiento luego de la operación a la que fue sometido.