El centro de Viena se ha visto sacudido este lunes por lo que el ministro del Interior austriaco ha calificado de «ataque terrorista» y que podría haber costado la vida a varias personas y causado diversos heridos.

Un atacante fue abatido por la policía, que, sin embargo, no podía asegurar completamente que hubiese más pistoleros coordinados que, alrededor de las nueve de la noche, en torno a la plaza Schwedenplatz de Viena, en el primer distrito, abrieron fuego armado contra varios transeúntes y establecimientos.