La comunidad educativa mantiene el proceso de enseñanza- aprendizaje a distancia por el estado de emergencia ante el COVID-19.

Aunque se ha limitado la relación física entre docentes y estudiantes, los reportes educativos del proceso que se desarrolla en la actualidad ponen de manifiesto que las relaciones sociales y de aprendizaje han mejorado con la inclusión directa de las familias.