El actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se adjudicó falsamente la victoria el miércoles sobre su rival demócrata Joe Biden, cuando aún faltan por escrutar millones de votos en una carrera por la Casa Blanca que no se decidirá hasta el fin del conteo de urnas, lo que podría pasar dentro de unas horas o días.

El presidente se dirigió al país luego de que lo hizo su contrincante demócrata, Joe Biden. Donald Trump no presentó pruebas de lo que llamó “un fraude” y dijo que “peleará” en la Corte Suprema de Estados Unidos.