En un abrir y cerrar de ojos pasaron 90 días desde que Luis Abinader se juramentó como presidente de la República Dominicana.

Nadie duda que tenemos un gobierno distinto, receptivo como demostró la prohibición del Matrimonio Infantil. Hemos visto muestras de que están reduciendo gastos y nadie duda de la seriedad de Luis Abinader.

El pueblo aprendió que el cambio empieza por nosotros y por eso estamos velando y exigiendo. Ahora les toca a los que mandan demostrar con hechos y no palabras si este es el gobierno del Cambio.