Mientras nuevas voces republicanas pidieron que se iniciara una transición coordinada entre los dos partidos, el mandatario usó su cuenta en Twitter para admitir que Joe Biden es el ganador, aunque porque “las elecciones estaban arregladas”.

Casi dos semanas después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Donald Trump admitió públicamente que el ganador fue Joe Biden, aunque esto para él no signifique que cederá para permitirle ser su sucesor desde el próximo 20 de enero.

Trump aseguró que seguirá con su campaña para que se realicen recuentos de votos en algunos estados y aseguró que su equipo ganará.