Se cumplen noventa días del cambio de gobierno y aumentan las expectativas de que por fin se inicie el procesamiento de los corruptos del gobierno anterior.

Se sabe que los números son escandalosos y que el ministerio público necesita compilar y organizar pruebas.

El presidente hablará esta noche, sin lugar a dudas que hay más expectativas en torno a la posibilidad del camino de la justicia que de cualquier otro anuncio.