Con más de 4,000 nuevos contagios por segundo día consecutivo, las autoridades políticas y sanitarias de la ciudad están valorando el cierre de los negocios no esenciales y la orden obligatoria de permanecer en casa.

California, uno de los estados más golpeados por la pandemia del coronavirus, mira con preocupación las cifras de nuevos contagios al romper su récord diario con más de 13.000 positivos, que le sitúan al borde del confinamiento en el condado de Los Ángeles en los próximos días y un toque de queda estatal que comienza en la noche del sábado.