El huracán lota hizo contacto con tierra en Centroamérica y lleva consigo la posibilidad de inundaciones potencialmente mortales, vientos catastróficos y deslizamientos de tierra, en una zona que apenas se está recuperando de los estragos que dejó el huracán Eta.

Los vientos de la tormenta se sentirán desde Centroamérica hasta la península de Yucatán y desde Jamaica hasta la parte sur de Colombia, pero su llegada a tierra fue a solo 24 kilómetros al sur de donde golpeó el huracán Eta, lo que podría dejar la región marcada por generaciones.