los agentes de la Unidad Aero Bureau, del Departamento de Seguridad Pública de Utah (EE. UU.), se llevaron una sorpresa cuando sobrevolaban, en helicóptero, el desierto de ese estado: entre el paisaje rojizo visibilizaron un enorme bloque de metal.

El descubrimiento del monolito, el cual tiene aproximadamente 3,5 metros de alto, ocurrió durante un operativo de apoyo a la División de Recursos de Vida Silvestre, la cual pretendía dar cuenta de la presencia del borrego cimarrón, un tipo de carnero, en el sur oriente de Utah.