Diego Maradona murió este miércoles al mediodía en la casa de Tigre donde se encontraba continuando con su rehabilitación tras ser operado de un hematoma subdural a principios de noviembre. Quien habló fue John Broyard, fiscal general de San Isidro, quien reveló que no se observaron signos de violencia en el cuerpo del exfutbolista.

“Con un tremendo dolor confirmamos el fallecimiento de Diego Armando Maradona a las 12 horas”, comenzó diciendo el fiscal en medio de una ola de micrófonos que le impedían hablar con claridad.