Únicamente ocho personas asistían a la Plaza de la Bandera cerca de las 11:00 de la mañana a la protesta originalmente convocada para las 10:00 a. m. con el propósito de pedir el levantamiento del toque de queda.

Los participantes se identificaron como miembros de la Asociación de Dueños de Bares y Discotecas (Asobyd), y dijeron que fueron a apoyar la concentración convocada por DJ y artistas que todavía no llegan al lugar.

Jhone Shephard, presidente de Asobyd, solicitó al Gobierno que incluya a su sector en los planes de ayuda para mitigar la crisis que les afecta con el cierre de miles de negocios y la fulminación de empleos.

La Asociación de Bares de la Zona Colonial se desligó del llamado a la manifestación.

Pasado el mediodía, el pequeño grupo de negociantes vinculados al entretenimiento nocturno que protesta en la Plaza de la Bandera aumentó su número y dicen que esperan autobuses con personas desde varias provincias, de acuerdo a los organizadores.

Afirmaron que varios artistas también se darán cita, aunque no revelaron los nombres. Entre ellos circula el rumor de que el organizador de la concentración supuestamente habría recibido sobornos de parte del gobierno para boicotear la manifestación.

Los presentes se identifican como dueños de discotecas y drinks, deejays, camareros, bartenders, sonidistas y productores de eventos. Dijeron que permanecerán en el lugar hasta lograr un quórum considerable.

Piden que el gobierno aplique otros métodos de control del coronavirus diferente al toque de queda que les permita trabajar bajo medidas de prevención sanitarias.

Fuente: Diario Libre