Casi tres semanas después de las elecciones presidenciales, el proceso de transición de poder en Estados Unidos entre el gobierno saliente de Donald Trump y el mandatario electo Joe Biden finalmente podrá iniciarse.

Emily Murphy, responsable de la Administración de Servicios Generales del gobierno federal (GSA por sus siglas en inglés), envío este lunes por la tarde una carta a Biden informándole que pondrá a su disposición los recursos necesarios para el inicio formal de la transmisión de poder.