Luego de que el pasado lunes una pareja que supuestamente vendía drogas cayera abatida frente a la residencia del supuesto homicida, a quien señalan como narcotraficante, este aún continúa prófugo.

Justamente frente a la vivienda de “Popita”, es donde cayeron abatidos Tony Encarnación y Virgen Carolina Ramírez Díaz, su compañera sentimental. 

Un joven explicó que Tony y su pareja se dirigieron a casa de Popita de manera amigable, en busca de la solución a un problema, debido a que el homicida le había encomendado a otro hombre que imprimiera una fotografía de Tony para ser “entregada” a un sicario.