Cuatro personas con afecciones respiratorias es el saldo hasta el momento del derrame de óxido de calcio en la intersección de las avenidas Independencia y Luperón.

El derrame del polvo que tiene distintas utilidades industriales, pero que puede ser tóxico, se produjo de un camión que transportaba el químico desde el muelle de Haina.

El coronel Gregorio Candelario, intendente del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Oeste, informó que el polvo se extiende por unos 800 metros y que está siendo recogido por su personal, los que han lanzado arena y agua para evitar su expansión.