La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), sorprendió la madrugada de ayer con el allanamiento a varios exfuncionarios del gobierno pasado, por supuesta corrupción como proveedores privilegiados y testaferros que aprovecharon vínculos familiares con el poder político para acumular fortunas.

«Lo primero es que él sufre de hipertensión, tiroides, tiene problemas de vitíligo y ese estrés… nunca en su vida había caído preso siendo un empresario desde muy joven. nunca en su vida había estado preso. Se violó el debido proceso porque nunca fue citado por el Ministerio Público», dijo Minier en el Palacio de la Justicia.