Mientras el país pone sus ojos en el inicio del año escolar, por los predios del PLD anda el tigueraje buscando como salvarse. Crece el rumor de los ascensos en el sistema de justicia para tratar de que jueces complacientes asuman la instrucción de los posibles casos de corrupción.

Luis Henry Molina renunció al PLD y quizá hasta lo borró de su memoria cuando ascendió a la Suprema Corte de Justicia. Ahora veremos hasta donde es verdad y cuanto tigueraje político le queda a Danilo Medina que tiene que tratar de evitar que sus más cercanos no entren en la cárcel.