Yocairi Amarante Rodríguez, de 19 años, quién fue agredida con ácido del diablo está sometida a tratamiento psicológico luego de presentar signos agudos de depresión.

De acuerdo al informe médico, la joven manifiesta gran aflicción porque teme que su hija de dos años no la reconozca, luego de que su rostro quedara desfigurado por la agresión.

El doctor afirmó que Yocairi no está totalmente ciega, sino que tiene su visión borrosa, sin embargo indicó que se debe esperar que el efecto del químico en su cuerpo se defina para establecer el nivel de los daños.