Una de las primeras cosas que alarma a la población, es que las metidas de patas del gobierno del PRM tienen algo muy preocupante en común. Todas, sin excepciones, están relacionadas con Hipólito Mejía, quien está haciendo a la perfección lo que sabe hacer… joderla, y hace cada día más su evidente papel de ser “el caballo de troya” de Danilo Medina dentro del gobierno del cambio.

Cuando estalló el escándalo de la declaración jurada de la ministra de la juventud, Kinsberly Taveras, la gente no salía del asombro porque nada cuadraba. Desde su verdadero nombre Kinsberly en lugar de Kimberly hasta las decenas de millones acumuladas en tan poco tiempo.