Un total de 35 personas fueron detenidas por agentes de la Policía Nacional y miembros del Ministerio Público en una fiesta clandestina, realizada en la comunidad de Gurabo, al norte de Santiago.

El show, efectuado en una villa de la referida localidad, era animado por los DJ Coca y Jhonny Sánchez. Los apresados son 18 mujeres y 17 hombres.

Todos están en poder del Ministerio Público para fines de ser sancionados por incumplir con las medidas sanitarias para detener el contagio del coronavirus.