Sin duda los niños dan material para contenido viral y memes, pues gracias a su inocencia nos han regalado momentos muy graciosos incluso en situaciones serias, que no podemos evitar ver una y otra vez.

Esta vez el protagonismo se lo llevo una pequeña niña durante lo que parecía ser un bautizo en una iglesia, la cual al momento de acercarse al altar y recibir la respectiva bendición, provocó las risas de los presentes.

La pequeña alzó la mano y la chocó con la del sacerdote, quien no pudo evitar reírse ante este inocente gesto y le fue difícil continuar su oración. Seguidamente la mujer que iba con ella la agarra del brazo para que no volviera a hacerlo, mientras la niña se muestra confundida.