El presidente de la central nacional de unidad sindical Rafael Pepe Abreu calificó de errónea la posibilidad de no entregar el salario a los empleados suspendidos que están acogidos a fase 1.

Abreu Llamó al consejo empresarial a convocar el consejo consultivo de trabajo para analizar la situación que afectaría a más de 400,000 empleados.