El Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) declaró lesivo al interés público el proyectado de Aeropuerto Internacional de Bávaro (AIB) y de inmediato ordenó detener la construcción de la obra.

Según el IDAC, la aprobación de la obra violó los principios, normas y procedimientos establecidos en el ordenamiento jurídico vigente, alegando insuficiencia de estudios que garanticen tanto la seguridad operativa del aeropuerto como el respeto al medioambiente.

En el programa La Cosa Pública estuvo presente el abogado Miguel Valerio y este responde ante la situación.