“No tengo nada que de­cir, no tengo nade que decir”, fueron las decla­raciones reiteradas de la expresidenta de la Cáma­ra de Diputados, Lucía Medina, a su salida de la Procuraduría General de la República, luego de más de tres horas de interroga­torio, donde fue requerida para que explique bienes expuestos en su declara­ción jurada.

Para hoy está citado el se­nador por San Juan de la Maguana, Félix Bautista, y para mañana la ministra de la Juventud, Kimberly Tave­ras, que pidió licencia hasta que se aclare su declaración jurada de patrimonio.