El presidente Luis Abinader plantea dejar en manos del sector privado el manejo de las empresas distribuidoras de electricidad para que sean más productivas y efectivas.

Hablando en la Conferencia de Las Américas Washington 2020, apuntó que Edeeste, Edenorte y Edesur han arrastrado un faltante no solo en sus arcas, sino también en el presupuesto del Estado, que compone el 50% del déficit del Sector Público No Financiero.

Por eso, llevar a manos del sector privado esas tres empresas está dentro del plan de reforma del sector eléctrico, ya iniciado en el presente Gobierno con la unificación en un sólo organismo de los tres consejos de administración de las Edes, y la eliminación de la CDEEE.