Las entradas del Congreso Nacional tuvieron que ser cerradas pasadas las 3:00 de la tarde de este miércoles, debido a que una multitud que exige la entrega de un 30 % de los fondos de pensiones a los trabajadores irrumpió el lugar lanzando piedras y otros objetos contra los vehículos de senadores y diputados y el edificio legislativo.

Debido al ataque sorpresivo por la parte trasera y otros puntos del Congreso, varios cristales de vehículos resultaron rotos, así como también ventanas de cristales en la segunda y cuarta planta de la casa legislativa.