El presidente de la Repú­blica, Luis Abinader, dijo ayer que la República de Haití representa un gran problema para la Repú­blica Dominicana y para la región en sentido ge­neral.

El mandatario retomó el discurso del canciller Roberto Álvarez, que an­te el Consejo de Seguri­dad de las Naciones Uni­das, dijo que no puede haber una solución domi­nicana hacia la crisis de Haití.

El presidente usó esas mismas palabras: “No puede haber una solu­ción dominicana a la cri­sis de Haití”.