Luego de la toma de posesión, el clamor y la exigencia parecía desaparecer poco a poco de las redes sociales hasta que en la mañana del viernes se hacía de conocimiento público el contenido del proyecto de ley de presupuesto a aplicarse el próximo año, sometido por el presidente de la República el día antes.

Al momento en que los medios de comunicación se hicieran eco de que el proyecto de ley contenía una carga impositiva al sueldo de navidad, mejor conocido como doble sueldo, y las compras en monedas extranjeras, el mismo clamor volvía a posicionarse dentro de las tendencias.

Esta vez el mensaje transmitido decía que con el “dinero robado” no habría necesidades de aplicar más impuestos a la población dominicana.