El Gobierno dominicano se propone establecer impuestos a los servicios digitales que sean utilizados o contratados en la República Dominicana, “independientemente del lugar en que se encuentre el servidor o la plataforma tecnológica que los soporten”.

La disposición está contenida en el proyecto de presupuesto para 2021 sometido ayer a la Cámara de Diputados por el Poder Ejecutivo.

El proyecto señala que la Dirección General de Impuestos Internos “establecerá el procedimiento o mecanismo para la administración y recaudación de esta figura”.