Una limpiadora de una empresa de fertilizantes ubicada en la provincia de Shandong (China) bebió agua de un inodoro para demostrar el amor a su trabajo y provocó gran polémica. ​ El vídeo muestra cómo la mujer llenó un vaso de plástico con líquido del servicio, lo ingirió y recibió el aplauso de varias personas.