El senador de la provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán, renunció al uso del Fondo de Compensación Social o “barrilito” y a cualquier otro ingreso que “no se corresponda con la naturaleza del trabajo legislativo”.

El “barrilito” son sumas de dinero que se les entregan a los senadores para que sean destinados a labores sociales en sus respectivas provincias.