El expresidente Hipólito Mejía favorece que los fondos de asistencia social “barrilito” y los fondos que reciben los partidos políticos se reduzcan en un 50%, argumentando que los sectores más pobres de la sociedad necesitan esos recursos.

“Yo estoy totalmente de acuerdo. Los partidos son la base de la democracia, pero los privilegios no son buenos. No podemos nosotros porque somos políticos querer aprovechar todas las coyunturas, estoy de acuerdo con todas esas medidas”, dijo el exmandatario.