La ministra de la Juventud, Kimberly Taveras, declaró un patrimonio que ronda los 106 millones de pesos, entre activos y pasivos.

A su corta edad de 33 años, este éxito empresarial ha llamado la atención desde que la funcionaria entregó su declaración jurada de bienes para empezar sus funciones en el gobierno.