La inversión que está contemplada para el presupuesto del 2021 incluye reparar redes de distribución y saldar las deudas de las empresas distribuidoras de electricidad con los generadores pero los comerciantes entienden que es peligroso asumir tantos compromisos en medio de la crisis económica que la pandemia ha traído.