El ministro de Educación, Roberto Fulcar, dijo que como no se está “para chulerías”, en tiempos del COVID-19, dejó sin efecto la licitación pública para comprar orquídeas, por un monto de casi 700 mil pesos, proceso convocado para ambientar las oficinas de la sede central de la institución.

El funcionario argumentó que el proceso de compras se había tramitado como algo rutinario que se hacía desde la anterior gestión.