Con todas las noticias que en los últimos meses y semanas están apareciendo sobre educación, se ha puesto de moda hablar y escribir que esta debe cambiar en las escuelas.

Y cuando esto ocurre, irremediablemente comienzan a verse las consecuencias: vendedores de cambios, filantropía empresarial y oportunistas que quieren visibilidad más económica o mediática que educativa. 

La COVID-19 nos ha traído confusión y ha sacado a la luz muchas cosas que ya sabíamos y que las políticas públicas no atendían.