El expresidente Danilo Medina volvió a dar muestras de que no encuentra el camino para explicar a sus seguidores y al país las causas reales de las dos derrotas electorales que sufrió en este año el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), cuya responsabilidad se atribuye en gran medida a las acciones erradas del exmandatario.

En su autocrítica del pasado domingo, al dejar iniciado el IX Congreso del PLD que busca una renovación, Medina obvió, por ejemplo, referirse a los acontecimientos del 6 de octubre que provocaron el cataclismo divisionista más grande de la historia de la organización.